Pena o PNUD


El proyecto ITT consiste en mantener bajo tierra el petróleo en la aérea del Yasuní, para evitar más contaminación y conservar la variedad de flores y fauna que vive en este pequeño rincón de la Amazonía. La renuncia del Canciller Fander Falconí sorprendió a los ciudadanos, su reacción se debió a las duras declaraciones que expuso el primer mandatario en su cadena sabatina, sobre las negociaciones del proyecto ITT en el área del Yasuní. Las declaraciones del primer mandatario fueron acertadas acerca de las negociaciones, porque no aportan con el desarrollo del país.
Las declaraciones de Rafael Correa, el sábado 9 de enero, provocó la renuncia inmediata del Fander Falconí. Una de las expresiones del mandatario fue: "Yo dí la orden de que no se firme el fideicomiso en esas condiciones vergonzosas. Hay gente que no ha entendido el cambio de época y que aquí ya hay soberanía y dignidad". Esta frase se debió a la propuesta de los donantes al pedir que los fideicomisos sean manejados por el PNUD (el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo). Este proyecto deja a voluntad y soberanía de este programa extranjero, el dinero de los recursos que nos pertenecen a todos los ecuatorianos. El proyecto trata de evitar la contaminación, pero no por eso vamos a dejar que nuestros recursos sean manejados por una Fundación que no puede ser fiscalizada y que peor aún podrán rendirnos cuenta a los dueños.
Las propuestas que quieren dar los donantes no ayudan al desarrollo del país. Se olvidan que lo que se está reservando, es una de las principales fuentes de ingreso económico para el Ecuador. El proyector ITT, es revolucionario y sobre todo busca ayudar a la humanidad, pues los trastornos ecológicos que han dejado los grandes capitalistas están destruyendo el mundo. Aún así nos quieren administrar el dinero que sólo representa el 50% de lo que ganaría el país al explotar los recursos. EL apoyo por parte de los a portantes debe ser incondicional pues vemos como el medio ambiente no está pasando la factura, debe darnos pena como estos negociadores quieren poner el dinero, con el cual ayuda al desarrollo al país a cargo del PNUD, que no valoricemos nuestro sacrificios y peor aún nuestra buena voluntad de ayudar a la humanidad y que por pésimos negociadores se pueda arruinar el futuro de todos, pues si ellos no seden, nosotros ganaremos más dinero y a futuro perderemos todos, no sólo el Ecuador.
Ecuador a pesar de ser un país pequeño ha tenido muy buenas ideas, una de ellas es eta propuesta del Yasuní que se esmera por conservar la biodiversidad, me siento muy orgullosa de saber que nací en un país muy rico en flora y fauna; que lo pongan en beneficio del mundo entero. La propuesta fue aceptada pero no valorizada queriendo aprovecharse de los recursos que nos pertenecen. Es verdad y no niego que como dónate me gustaría ver que hacen con ese dinero y que no se lo lleven en peso, pero para esto existen veedurías, grupos fiscalizadores, pero no se le puede dar todo el dinero a una organización extranjera, si hay gente competente que sabe que debemos invertir en la reforestación de la Amazonía, pues las petroleras han dejado muchas lagunas de oxidación que perjudica al medio ambiente y a los habitantes de su alrededor, cobrando vidas con enfermedades como el cáncer, infecciones en la piel, etc.

2 comentarios:

Palmogala dijo...

Esta iniciativa me pareció muy buena, pero ahora al ver como pasa el tiempo y ver el paseo de los encargados?? que ha existido en el mismo me deja en duda muchas cosas, además tantas cosas que se han dicho, me ponen en mayor duda, por algo se dice que cuando el río suena es porque piedras trae, ojalá y solo sea mi paranoia y este proyecto llegue a felíz término

Nancy Kuonqui dijo...

sabes lo único que creo es que Ecuador y en General América Latina debe empezar a mandar factura por el aire que respiramos a todos lkso paises desarrollados jajaja

Publicar un comentario